viernes, 27 de septiembre de 2013

LEVIGNACQ, Un precioso pueblo de Las Landas...


A tan sólo unos 20 kilómetros del Faro de Contis se encuentra Levignacq, que es sin duda, un precioso -y muy pequeño- pueblo típico de Las Landas. Me dirigí hacia Saint-Julien in Born y para llegar a este pueblo hay que pasar al lado de varias plantaciones de girasoles que estaban espectaculares y me volví loca haciéndoles fotos...






Me resulta muy curioso lo tranquila que es esta zona totalmente ausente de poblaciones... Para llegar al pueblo hay que adentrarse en el típico paisaje landés e ir por carreteras que solo tienen bosque a ambos lados... Y allí iba yo en mi coche, con mi música y mi mapa y disfrutando de la belleza del paisaje...









Y así llegué a la pequeña población de Levignaq, que es un pueblo típico y muy bien conservado. Todas sus casitas son tradicionales y están muy cuidadas...
La casas son de arquitectura tradicional y destacan por conservar las antiguas técnicas del adobe incluyendo madera y después encalando. La madera la suelen pintar de marrón oscuro, o a veces de otros colores, pero siempre resaltando este elemento de la fachada y a mí me encanta. Me gustan mucho las ventanas y el conjunto que forman las casas tan típicas...














Es un pueblo muy tranquilo, donde pasear resulta muy agradable. Rodeado de vegetación y espacios públicos verdes, que te hacen sentir muy bien...





Y además de ser un pequeño pueblo muy acogedor y con una arquitectura tradicional importante, cuenta con la Iglesia más antigua de la zona. Está dedicada a San Martín y data del Siglo XVI. Es un edificio de arquitectura religiosa típico de la zona y que conserva pinturas originales de la época sobre techos y paredes. Resulta curioso que se pintaron sobre la madera que separa la nave principal del altillo (es decir en el techo de la nave principal que resulta ser el suelo del altillo). En las paredes son cuadros de gran tamaño también sobre madera o lienzo.





Como no sabía si estaba permitido hacer fotos o no, hice un par de ellas, así corriendo (que parece menos pecado) y ahora veo que es resultado no es muy bueno pero al menos tenemos una muestra de lo bonita que es la Iglesia en su interior.




Se aprecia que está pintado directamente sobre las tablillas del techo.



Cuadros colgados y pintados también sobre tablillas de madera, muy interesantes.

Lo que más me gusta de los franceses es lo que adoran "vivir en el exterior" les gustan los espacios verdes, las sendas, los parques, los lugares tranquilos y además tienen sus casitas muy  cuidadas, con preciosos jardines y las zonas comunes de los pueblos están  superbonitas y son los mismos vecinos los que se ocupan de que el pueblo esté cuidado y bonito.

Antes eso también sucedía aquí, sin embargo ahora, todos esperamos a que las zonas comunes las limpie el Ayuntamiento y éstos no suelen disponer de medios suficientes, lo que hace que se vean los pueblos un tanto descuidados...  A mí que me gusta conservar las tradiciones me encanta ver como los vecinos colaboran y trabajan para  mantener todo el pueblo bonito y cuidado. Esto es un "plus" muy importante que da sus frutos. Porque los pueblos están bonitos y sus habitantes se sienten orgullosos...



Después de pasear por el pueblo, de visitar su Iglesia y de impregnarme de la magia del lugar, decidí que para cenar quería probar las delicias de la zona. Me dirigí al único restaurante del pueblo (o el único que yo ví), está en la plaza, justo en frente de la Iglesia (Les Genets du Vignac). Sabía  que los platos más típicos de Las Landas son el foie gras y el confit, ambos de pato.  Y esa fue mi cena, acompañada de una copita de vino de Burdeaux. El foie gras estaba absolutamente delicioso. Realmente exquisito, sin duda un manjar de Dioses, que yo he tenido la suerte de probar. El confit también estaba muy rico y el vino estaba espectacular. Tomé solo una copita y paqué 8 euros por ella, dado que seguí la recomendación del sommelier (el vino era Chateau La fleur Peyrabon, pero no he podido ver la añada...) sin duda una buena elección. La cena resulto ser sencilla y espectacular. Toda una experiencia gastronómica.



Lo mejor:

- Visitar el pueblo, pasear e impregnarme de su magia.
- Las especialidades gastronómicas de la zona: Probar el delicioso foie gras de pato, realmente un manjar. Una auténtica exquisitez.
- El paisaje hasta llegar al pueblo es espectacular.
- Su arquitectura, tanto civil como religiosa, merecen una visita.

No hubo nada negativo en este lugar, todo resulto maravilloso.

Espero que os haya gustado...

56 comentarios:

  1. Que maravilla de lugar y que fotografías tan geniales. Cuanta paz!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, es un lugar lleno de paz y tranquilidad y además es muy bonito.
      Un besito Lidia,

      Eliminar
  2. Preciso pueblo qué maravilla de paisajes y de fotos!mil besooos

    http://niayernimananahoy8.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Que pueblo tan bonito!. Es verdad que les gusta mucho tener sus parques y zonas verdes y los miman muchísimo, pero hay que tener en cuenta que la cultura no es la misma que aquí, como bien dices esperamos a que sea el Ayuntamiento el que mande limpiarlas y así tenemos todo. Me lo apunto!

    Saludo, Belén y Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, tienen otra cultura que aporta un "plus" a los lugares. Y si, tienen todo tan cuidado que hace que todo se vea más bonito...
      Un besito pareja,

      Eliminar
  4. Que recorrido tan bonito y que ganas que dan de ir!!!! el foigras tiene una pinta estupenda!!!!!

    Besos

    http://ginger-maquillajealos50.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un lugar para visitar y el foi gras está delicioso, te lo aseguro!
      Un besito Ginger,

      Eliminar
  5. Me fascinó este recorrido, yo también me vuelvo loca con los girasoles, es mi flor favorita y no se diga del pueblo, la gente de pueblo es tan cordial, tan unida que no deberíamos perder estos valores de vista. Yo crecí en un pueblo acá en Costa Rica y aprendí el valor de la unidad, de la ayuda y la humildad. Muchas gracias por mostrárnoslo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que los girasoles te gustan, ... tanto que los utilizas como tu imagen! La verdad es que son una flor espectacular. Así que eres de Costa Rica! Que maravilla de país... En cuanto al trabajo en equipo, aquí antes se hacía y todos asumían su papel. Ahora la gente cuida sus casas "intramuros" el resto no lo tienen en cuenta... es una pena que esas costumbres se pierdan. Me encanta que te haya gustado mi recorrido.
      Un besito,

      Eliminar
  6. Lo cuentas tan bien que incluso se me ha abierto el apetito. Una delicia debió ser esa cena tras un paseo tan hermoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus amables palabras. Mira antes no me animaba a ir a cenar sola a un restaurante, me hacía sentir mal. Ahora esa prueba está superada y puedo disfrutar solita de una cena tan sencilla y especial como esta.
      Un beso,

      Eliminar
  7. Precioso el pueblo y todo un ejemplo a seguir, aquí esperamos que nos lo solucionen todo y aí esta de abandonado, la gente parece que tiene a menos cuidar el pueblo y todo esta horriblemente descuidado y abandonado. Me alegro que disfrutaras del pueblo y de su gastronomía. Un besín guapa.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, mucha gente no se anima a cuidar el exterior y deberíamos todos de aportar nuestro granito de arena ... Me alegro mucho de que te haya gustado esta entrada. Un besito,

      Eliminar
  8. Que preciosidades de lugares tiene el país vecino. Naturaleza, gastronomía y como tú dices, se nota el amor de los vecinos para tener su pueblo bonito y cuidado. Creo que deberíamos aprender esa lección.
    A mí también me gustan muchos los girasoles. Saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, deberíamos aprender esa lección y alguna más, pero al menos esa. Es una lección de civismo que ayuda a mejorar la convivencia y relación entre los vecinos.
      Me alegro de que te gusten los girasoles, yo me volví loca haciéndoles fotos... son una pasada!
      Un beso,

      Eliminar
  9. En general siempre me ha parecido Francia muy tranquila de la que puedes disfrutar por sus hermosos paisajes de campo y esos pueblos pequeños que tienen todo su encanto.
    Un hermoso viaje, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto es tranquila y rezuma paz y serenidad... Me alegro de que te guste esta entrada. Un besito,

      Eliminar
  10. Hola Trini, siempre nos muestras unos lugares maravillosos pero este pueblecito tiene un encanto especial! Ojalá pueda visitarlo algún día, tomo nota y gracias por tus consejos guapa^^

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que Francia tiene un montón de pueblos tranquilos y preciosos. Me alegro mucho de que te guste esta entrada Pili. Un besito,

      Eliminar
  11. "Gustame mucho", jj por determinados lugares tal parece que el tiempo se para. Bonito reportaje. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, es cierto, en las zonas rurales pasa esto, parece que el tiempo se detiene y una calma maravillosa te invade... Es una gozada pasear por estos lugares. Un besito guapa,

      Eliminar
  12. Que maravilloso sitio y que precioso pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es un lugar bonito y muy tranquilo. un beso,

      Eliminar
  13. Trini, leer tu relato y meterme en el viaje fe todo uno.
    Me encanta ver como te vas tú sola, casi en plan explorador al encuentro de sitios tranquilos y maravillosos.
    Por lo que cuentas del pueblo deber ser toda una delicia y si para colmo, toda la belleza que habías almacenado en tu retina se vio coronada por una cena a base de foie gras en la cuna de las mejores ocas del mundo, seguro que fue una delicia.
    Y si el vino estaba rico, el precio a fin de cuentas no es más que el reflejo de la creencia de los habitantes del país vecino de que son los únicos que saben hacer vino.
    Ahora a recordar una temporadina y a reponer fuerzas que en seguida te veo de nuevo con la maleta a cuestas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Curra, a la espera de encontrar otro huequecito para escaparme... la edad escolar de mi hija y mi vida laboral dificultan encontrar fechas en las que pueda viajar como a mí me gustaría, pero seguro que algún sitio visito prontito... y prometo contarlo.

      Por cierto el vino y el foie gras estaban tan ricos que el precio pasa a un segundo plano como tu bien dices.

      Un abrazo Curra,

      Eliminar
  14. Precioso el pueblo, me ha encantado. En Malta y Alemania también había pueblecitos donde los vecinos cuidaban las zonas comunes y se nota a la legua lo bien que están, es una buena costumbre. La foto de los girasoles es preciosa, me encantan los campos de girasoles y las casitas encantadoras. La cena tiene una pinta exquisita. Un abrazo guspetona!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas gracias. Pues sí los pueblos cuidados por sus vecinos lucen hermosos y además éstos se sienten orgullosos de pertenecer a ese lugar. Es una maravilla y una pena ir perdiendo esas buenas costumbres. Me alegro de que te gusten mis fotos. Un abrazo,

      Eliminar
  15. Un post precioso, tanto como el pueblo, acabo de llegar a tu blog y me ha gustado mucho. A mi también me encanta viajar, aunque desde que nacieron mis niños, nuestros planes de viajes se han adaptado un poquito a ellos. Me quedo por aquí para seguir descubriendo tus viajes y soñando con volver a disfrutar en no demasiado tiempo con lugares tan bonitos como el que hoy nos enseñas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angeles es un placer tenerte por aquí y recuerda que lo importante es disfrutar. Tenemos lugares absolutamente maravillosos muy cerquita de nosotros y podemos disfrutar de ellos en compañía de nuestras familias. Un besito y gracias por acompañarme en esta aventura viajera,

      Eliminar
  16. Me ha encantado!! Pues de okupa en tu maleta, ahí me vas a tener a partir de ahora...Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta llevarte conmigo... Es todo un placer saber que tengo tantos y tan buenos acompañantes en mis viajes. Un besito,

      Eliminar
  17. Qué lugar más idílico! Se respira paz y tranquilidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto tiene una magia especial y es muy tranquilo... muchas gracias, un besito,

      Eliminar
  18. Qué pueblo tan precioso! Las casas me han encantado y la iglesia no tiene desperdicio. Acabar con una deliciosa cena es lo mejor que se puede hacer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que cuando la gastronomía acompaña al viaje este gana mucho... Un destino en el que se disfruta muchísimo de la comida parece mas hermoso, al menos a mí, que me encanta comer y disfrutar de una buena mesa. Un besito M.Teresa,

      Eliminar
  19. Bueno que preciosidad de pueblo y de entrada, estoy mas que contenta de haber encontrado tu blog, creo que no me voy a perder ninguna entrada son todas mas que bonitas y como ya te dije cuando me hice tu seguidora adoro viajar jejeje. Mil besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste mi espacio y de que me acompañes en mis viajes, es todo un honor. Un besito,

      Eliminar
  20. Que mejor para un lunes lluvioso que un viaje como este...

    Gracias. Qué bien sienta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Luis, siempre tienes unas hermosas palabras para dedicar a mis entradas... eres un sol!

      Eliminar
  21. que pueblo mas bonito por favor, enamora <3 me gustaria pasar unas vacaciones alli, que relajante debe ser (: xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gozada de lugar, pero creo que demasiado tranquilo para unas vacaciones en él, aunque hay muchísimos lugares preciosos para visitar cerquita, así que pensandolo bien, no es mala idea!
      Un besito Inés y me alegro de que hayas vuelto por mi humilde espacio, eres bienvenida!

      Eliminar
  22. Me ha encantado el paseo por Levignacq! y como nó, la cena!. Las pinturas de la Iglesia, se conservan muy bien y son muy curiosas. Es una pena que se hayan perdido las buenas maneras, diria yo... en mi pueblo se estan volviendo ha recuperar, (por culpa de la crisis, han desaparecido 2 barrenderos) aunque es una buena costumbre, ver a las mujeres y tambien a algunos hombres, bien tempranito, echando agua a las peanas de las ventanas, regando la calle y despues barriendo cada uno su fachada... de paso surgen las charlas entre los vecinos...
    Me alegro mucho, de que disfrutes bueno, disfruteis haciendo los reportages fotográficos a Mária, eso se transmite en las fotos.
    Ya he visto que mi querida María, como buena viajera que és, está disfrutando con tus viajes, és muy dulce y salada, ya lo verás.
    GRACIAS por tu amable coment. y me alegro que hayas disfrutado con mi entrada!

    Besitosss GUAETONA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu afectuoso comentario y si es cierto con Mária disfruto un montón haciéndole fotos...
      eres un sol. Un besito,

      Eliminar
  23. Qué pasada de lugar! El pueblo realmente parece sacado de un cuento. Impresionante. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, es cierto, es un rincón precioso. Un besito guapa,

      Eliminar
  24. Hermoso viaje has realizado y como siempre lo has descripto de maravilla. Muy buena la fotografía, también especialidad de la casa. Interesante y atinado el comentario acerca del trabajo de las personas del lugar en la conservación del mismo. Se debería volver a sentir orgullo por lo propio y por el trabajo desinteresado.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias estimado amigo... gracias...
      Sí tengo la teoría de que si todos trabajamos por algo, unidos, nos sentimos orgullosos y libres.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Trini
      http://yoadoroviajar.blogspot.com

      Eliminar
  25. Que paz me dan algunas d esas imagenes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Inma, la verdad es que es una zona muy tranquila...
      Un beso,

      Eliminar
  26. Hola guapa,
    Realmente sí, un pueblo precioso y unas fotos geniales :)
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Cómo amo las Landas y que preciosas fotos! Este año he vuelto a la zona de Labastide-d'Armagnac, que me encanta y ha sido maravilloso! Qué gusto poder viajar con tu blog!
    www.clubmujeresreales.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Idoia, la verdad es que Francia es un país precioso. Yo también amo Las Landas.
      Un abrazo,

      Eliminar

Tu opinión es muy importante para mí... Através de tus comentarios me puedes ayudar a mejorar, así que anímate!!! Muchas Gracias.